Aplicación de la Tecnología en el Cumplimiento de Obligaciones Internacionales de Derechos Humanos: el Caso del Blockchain y las Cadenas de Producción

¿Sabemos realmente cuál es el origen de los productos que consumimos? ¿Existe algún mecanismo para garantizar que dichos productos se originan de una fuente que se apega a estándares internacionales de calidad? O incluso, ¿cumplen éstos con estándares internacionales de derechos humanos?

 

El camino de un producto es amplio y pasa por distintos distribuidores, bodegas de almacenamiento y proveedores que manejan desde el diseño, hasta la venta y producción del producto. Un producto pasa por varias etapas y muchas manos, incluso a través de fronteras, antes de llegar al punto de venta final o incluso al consumidor.

 

La transparencia, trazabilidad, integridad y sostenibilidad, son elementos que cada vez más influyen en las decisiones de los consumidores. Actualmente el consumidor es más informado, y espera altos estándares de calidad de los productos disponibles en el mercado.

 

A nivel internacional, existen estándares generalmente reconocidos, pero con pocos mecanismos para hacerlos efectivos, tales con los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (“UNGP” por sus siglas en inglés)[1].  Estos principios rectores son una forma de identificar los problemas en las empresas y las cadenas de producción y buscar la transparencia en los procesos para identificar donde se están llevando a cabo las violaciones a estándares internacionales.

 

El concepto de debida diligencia en temas de derechos humanos es un principio rector de los UNGP, y está siendo incluido en legislaciones nacionales alrededor del mundo[2]. Bajo el Principio 17 sobre la Debida Diligencia en Materia de Derechos Humanos de los UNGP, se establece que “Este proceso debe incluir una evaluación del impacto real y potencial de las actividades sobre los derechos humanos, la integración de las conclusiones, y la actuación al respecto; el seguimiento de las respuestas y la comunicación de la forma en que se hace frente a las consecuencias negativas”[3]. La debida diligencia además debe: (i) abarcar las consecuencias negativas sobre los derechos humanos que la empresa haya provocado o contribuido a provocar a través de sus propias actividades, o que guarden relación directa con sus operaciones, productos o servicios prestados por sus relaciones comerciales; (ii)  Variará de complejidad en función del tamaño de la empresa, el riesgo de graves consecuencias negativas sobre los derechos humanos y la naturaleza y el contexto de sus operaciones; y (c)  Debe ser un proceso continuo, ya que los riesgos para los derechos humanos pueden cambiar con el tiempo, en función de la evolución de las operaciones y el contexto operacional de las empresas.

 

Sin embargo, muchas empresas tiene que lidiar con cadenas de producción complejas, muchas veces internacionales y poco integradas, impidiendo una comprensiva y eficiente trazabilidad. Asegurar la calidad del producto, va más allá de la calidad de la materia prima y el resultado final. Se debe de promover y garantizar que la producción de dicho producto no repercuta de manera negativa en las personas, comunidades y el ambiente. Por tanto en cadenas de producción global, el desafío para el cumplimiento con el principio de debida diligencia para las empresas, es un gran reto. En este sentido, es donde la tecnología de Blockchain puede ayudar a las empresas a enfrentar este reto.

 

¿Qué es el  “Blockchain”?

 

El “Blockchain” es un registro digital que puede ser usado para anotar transacciones. Es un registro descentralizado, inmutable y criptográficamente seguro. La información, una vez encriptada, no puede ser modificada. Estas características han permitido a los usuarios de Blockchain compartir información o realizar transacciones sin un intermediario. A pesar de que el concepto de Blockchain se asocia al concepto de las criptomonedas como el Bitcoin, su uso es amplio y está siendo utilizado por sus usuarios en nuevo ámbitos.

 

Al ser una base de datos compartida y no copiada, todos los involucrados en la red pueden ver y actualizar el contenido, incrementando la transparencia de la cadena. Al utilizar esta tecnología, es posible que los participantes de una cadena de producción ingresen información tal como precio, fecha, ubicación, calidad y certificaciones, lo cual puede ser monitoreado por varios actores en la cadena. La información ingresada, no puede ser entonces modificada de manera unilateral, requiere el consenso del algoritmo de la red.

 

¿Cómo puede el Blockchain ser usado en las cadenas de producción? 

 

La debida diligencia es tan efectiva como la información bajo la cual se basa. Blockchain ofrece la posibilidad de registrar información de manera instantánea a lo largo de la cadena de producción de manera en que no puede ser modificada y puede ser fácilmente auditada.

Esta tecnología emergente tiene el potencial de hacer los Objetivos de Desarrollo Sostenible una realidad. Al usar Blockchain y descentralizando la información es posible:

 

  1. Reducir la esclavitud moderna al proveer mayor transparencia en la cadena de producción;

  2. aumentar la visibilidad de los materiales;

  3. proveer formas de verificar productos de contrabando y fraudulentos;

  4. permitir controles transparentes de terceros externos;

  5. permitir identificar problemas más ágilmente, e

  6. incrementar la confianza.

 

Ejemplos prácticos 

 

Varias industrias ya han comenzado a incorporar esta tecnología para mejorar sus cadenas de producción. Debido a la alta presión para garantizar trazabilidad, la industria minera ha estado al frente de estas iniciativas.

 

La empresa de diamantes De Beers, la cual vende el 35% de los diamantes minados en el mundo, es propiedad de una empresa global dedicada a la minería llamada Anglo American plc[4]. Este año la empresa elaboró un plan piloto de un programa llamado Tracr[5]. Este programa tenía como objetivo trazar el camino de los diamantes de la mina al consumidor. ¿Cómo? Mediante una red de Cadena de Bloques (mejor conocido por su nombre en inglés como “Blockchain”).

 

En el año 2003, el Proceso de Certificación Kimberley (“KPCS”, por sus siglas en inglés)[6], fue creado en respuesta a los llamados “diamantes de sangre”, los cuales financiaban grupos armados en distintos países en conflicto. Hoy en día, el KPCS previene el 99.8% del comercio internacional de estos diamantes. Sin embargo, este no previene que lleguen al mercado diamantes extraídos bajo condiciones abusivas o injustas. Una red privada de Blockchain puede resolver uno de los más complejos problemas en las cadenas de producción internacional: la transparencia.

 

El cobalto ha sido tema de titulares por temas de estándares de debida diligencia en la producción de teléfonos celulares y baterías de vehículos. Más de la mitad del suministro de cobalto del mundo viene de la República Centroafricana, en donde reportes de Amnistía Internacional, posicionan a niños como mineros de cobalto[7]. Se manejan actualmente planes piloto en donde se le otorga una etiqueta digital a cada empaque sellado de cobalto producido por una mina vetada, la cual es ingresada en el Blockchain usando teléfonos inteligentes y permitiendo al comprador identificar el origen del mineral y su no involucramiento con el trabajo infantil.

 

Otras industrias que se están aventurando con esta tecnología es la industria pesquera de atún, para temas de tráfico de personas. El Departamento de Estado de los Estados Unidos junto con Coca-Cola, también han lanzado un proyecto usando Blockchain que ayude con la lucha mundial en contra del trabajo forzado, especialmente en la producción de caña de azúcar.

 

Riesgos y Recompensas

 

Con Blockchain, la información es procesada de manera instantánea y directa de par a par, eliminando la necesidad de intermediarios. Además de promover la interacción de los participantes, la cadena es a menudo, pero no necesariamente de acceso público. La conciencia del consumidor y su deseo de tener la información de la cadena de producción, puede darle ventaja comparativa a la empresa al incrementar transparencia y promoción de prácticas éticas y sostenibles.

 

Sin embargo, el uso de las cadenas, no está libre de riesgo. La exactitud de la cadena es tan buena como la información que es ingresada, lo cual muchas veces recae en ingreso manual por personas, y con ello el error humano o manipulación es posible. Además, encontrar el balance entre transparencia y confidencialidad puede ser un reto. Muchas empresas tienen preocupaciones legítimas de estar revelando información sensible sobre sus estrategias en la cadena de producción. Se puede también argumentar, que el máximo potencial de esta tecnología en términos de legitimidad y exactitud, es solo posible si la red es pública y abierta, contrario a las administradas de manera privada.

 

En conclusión actualmente hay muchas aplicaciones reales de esta tecnología que pueden ayudar a combatir las violaciones de derechos humanos presentes en las cadenas de producción. Sin embargo, es muy pronto para determinar que Blockchain es la solución a estos problemas. A pesar de su reputación como una forma segura e inviolable de almacenar información, sigue siendo una tecnología que no ha sido probada a escala masiva. Lo que resulta importante, es ver como las nuevas tecnologías pueden ayudar a las empresas en su responsabilidad con el cumplimiento de derechos humanos y mitigar el impacto que pueden tener en el ambiente y las personas.

 

 

 

 

 

 

 

[1] https://www.ohchr.org/documents/publications/guidingprinciplesbusinesshr_sp.pdf

[2] La ley francesa de Debida Vigilancia, las provisiones de transparencia en ley de esclavitud moderna del Reino Unido y su contraparte en Australia, la Ley de California sobre transparencia en la cadena de producción, La Ley Dodd Frank de Estados Unidos, las Regulaciones de la Unión Europea sobre Minerales Conflictivos. 

[3] Principio 17, UNGP.

[4] https://www.angloamerican.com/

[5]https://www.reuters.com/article/us-anglo-debeers-blockchain/de-beers-tracks-diamonds-through-supply-chain-using-blockchain-idUSKBN1IB1CY

[6] https://www.kimberleyprocess.com/en/what-kp

[7]https://www.amnesty.org/en/latest/news/2017/09/democratic-republic-of-congo-government-must-deliver-on-pledge-to-end-child-mining-labour-by-2025/

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags